Las redes sociales especializadas son sin duda ambientes de enormes potencialidades para la práctica de la Gestión del Conocimiento. No sólo por las posibilidades instrumentales de los sistemas que las sostienen, sino más aún por los enfoques de comunicación organizacional y educativa con que las planifican quienes las conciben, desarrollan y mantienen, cuando lo hacen con acierto.

Es el caso, por ejemplo, de la Red de Docentes de América Latina y el Caribe (REDOLAC), un importante espacio de intercambio para la profesionalización de la educación, comandada por el profesor Henry Chero Valdivieso, de la Universidad Católica Los Ángeles Chimbote (ULADECH), de Perú. Un espacio, valga subrayarlo, con miles de usuarios de varios continentes entusiasmados por compartir lo propio de cada una de sus especialidades y lo colectivo de la razón que los congrega en comunidad: aprender compartiendo.

Con buenos años de presencia en la WEB, REDOLAC se mantiene y crece como uno de los espacios más importantes en América Latina para el conocimiento de tendencias, sucesos, personas, instituciones, organizaciones, investigaciones, publicaciones y todo lo que podamos imaginar como necesario para complementar el trabajo de un docente o de un académico investigador del ramo de la educación... y de muchos más, como puede verse si se forma parte de REDOLAC.

Aún cuando REDOLAC los congrega centralmente en torno al tema de la educación, sus miembros provienen de los más variados campos del conocimiento, que van desde las ciencias exactas hasta las ciencias sociales, pasando por las humanísticas... ¿Su formación? Igualmente variada: ingenieros en informática, profesores de educación básica, catedráticos universitarios, sociólogos, antropólogos, médicos, matemáticos, periodistas, técnicos y, en muy buena cantidad, autodidactos que en la red de redes han hallado un paraíso de conocimiento que la academia formal no alcanza a ofrecerles dentro de un esquema reglado... por la falta de validaciones académicas, por sus tiempos, por carencia de recursos, o porque sí, por elección propia.

Y es en esta última perspectiva, la del autodidactismo, la del descubrimiento del conocimiento por la propia sed del que quiere conocer, la que destaca por encima de todas en REDOLAC. Que lo diga si no la activa comunidad que sin ton ni son (en el mejor sentido de la expresión) comparte visiones, encuentros, aspiraciones y descubrimientos individuales cuando no está dentro de algún grupo específico de trabajo dentro de este fabuloso entorno en red de la ULADECH.

Alianzas

Metadata
Communicare
Siglo XXI
Enlaces
Prospectiva

Academia

Alumnos
Profesores
Instituciones
Aulas
Cursos